viernes, 27 de marzo de 2009

Mi cumpleaños en la mitad del mundo.




Aunque ha pasado bastante tiempo, quiero compartir que fue mi cumpleaños número 27 como voluntaria y en este bello país.

Desde mi cumpleaños número 18 que suelo pasar estas fechas en cualquier parte del planeta, con gente que recién conozco y con algún compañero o compañera de historias. Esto por que el 17 de febrero todos en Chile se encuentra de vacaciones y yo no soy la excepción. Así que a Serena, la Patagonia Argentina, el Lago Azul, Valdivia, Quintero, el norte de Chile, Arequipa, Cerro Castillo, y algún lugar que no recuerdo, se suma Quito.

Todo partió en casa la noche anterior, cuando con el flaco, la Ita, Víctor y mis 4 amigos chilenos conversábamos de la vida cuando dieron las doce y mi amigo Rodo sacó un pisco traído desde el mismo Monte Patria, para hacer un salud por los 27 años. A la mañana siguiente un rico desayuno preparado por Víctor, con torta y cosas ricas que disfrutamos todos los que estábamos en casa.

Primera vez que paso este día trabajando, gratamente fui saludada desde temprano por mis compañeros de la oficina, con globos y challa en mi escritorio. Para después ser invitada a almorzar cosas ricas y finalizar en casa con una pequeña fiesta. Pues la gran fiesta de cumple la hicimos el sábado anterior, para que los guayacos pudieran asistir. Esa noche tuvo de todo, música, comida, ron, amigos, muchos chilenos y ecuatorianos queridos.

Fue un cumpleaños eterno, de casi una semana de invitaciones, abrazos, salidas a comer y regalos. Uno de los más significativos en esta fecha fue la celebración de los niños de Pan y Miel. Una escuelita completa cantándome el cumpleaños feliz, regalándome tarjetas y abrazándome con mucho cariño, es inolvidable. Además, Charito, su directora, me preparó un almuerzo riquísimo con todas las profesoras, el cual sacó mucha alegría y buenos deseos.


Les agradezco a todos por los abrazos, por hacerme sentir en casa, por no dejarme deprimir en ningún momento por estar lejos de la familia chilena (pues la ecuatoriana estuvo a mi lado). Espero poder retribuir de la mejor manera posible todo ese cariño entregado, los regalitos de mis compañeros de trabajo, de mis jefas, de mis amigas y amigos… pues para serles sincera hace tiempo que no recibía tantos regalos en este día.


Fabi

3 comentarios:

Oscar dijo...

Feliz cumple.. Te falta festejar uno en Rio de Janeiro, acá son bestiales jaja. Abrazo

Vicho dijo...

Shi, el medio cumpleaños, para de celebrar!... jajaja. Linda, la pasé muy bien junto a ti.

anna santi dijo...

Vaaaaaaa, y yo acordándome de todos ustedes desde Sant Cugat!
Me alegro que la pasarás rebién, como tiene que ser.
Feliz cumpleaños de nuevo!
Anna